viernes, 23 de septiembre de 2016

Últimas noticias

Informaros que las últimas noticias que me llegaron desde Molo, de las últimas 'visitors' que se quedaron allí hasta hace pocos días no son muy esperanzadoras: aparte de sufrir un hurto directo por parte de Purity y Maria, las cuidadoras, sobre ropa y material que tenían pensado regalar a los críos del orfanato, finalmente se confirman sospechas de uso excesivo de la fuerza y el uso de palos para pegar a los nenes, con resultado de heridas en las piernas incluso. Esto refuerza la idea de que esta gente no tiene ningún interés más que en generar riqueza y poco en ofrecer cariño a niños que, encima de haber sufrido lo que han sufrido, tienen ahora que aguantar a una secta corrupta y aprovechada del turismo solidario que entre todos hemos creado. Es indignante y vamos a hacer presión por nuestra parte para corregir esto, porque al menos, no delante nuestro, no se van a repetir escenas como las que hemos vivido y si Chazón se nutre de recursos de nosotros los 'muzungus', van a tener que tener mucho más cuidado en cómo lo hacen. Os mantendré informado al respecto. Tenemos pensado enviar una carta general, firmada por los 'visitors' que hemos tenido que vivir este verano esto para que, como mínimo la organización y los que desde España promueven esta iniciativa, sepan lo que ha ocurrido este verano.

domingo, 11 de septiembre de 2016

Vuelta a la (otra) realidad

Buenas. He dejado unos días de margen desde que llegué ya a Barcelona y quería escribir el resumen o conclusión de mi estancia en Chazón Children's Center y también en Kenia, en general como viaje. Y lo he querido hacer para coger algo más de perspectiva sobre la visión que me he hecho del proyecto y porque ahora, nuestras compañeras voluntarias que se han quedado, han podido comprobar también cierto cambio de tendencia. Os cuento primero lo de Chazón, vamos por pasos. Chazón, aparte del orfanato donde hemos estado y que habéis vivido conmigo en este blog, también es, o más bien, Chazón era una escuela y de segundas se creó el orfanato. La escuela de primaria Chazón, de Molo, alberga a más de 400 niños desde los 4 a los 17-18 años los cuales la gran mayoría paga por transporte y comida, no voy a mentir porque no se las cantidades ni en calidad de qué está cada alumno, o si las cuotas son más o menos altas. Esta "investigación" debería hacerse, porque los rumores son que pagan 36€ al trimestre por transporte y 36 más por comida. Si fuera así nos vamos a una cantidad considerable, si el sueldo medio del país no llega a los 200€. Así pues, siendo esta rumorología cierta, estamos ante una escuela privada, no gratuita, pero que si provee de estudios gratuitamente a los huérfanos y también a algunos otros estudiantes exentos de pago. Como digo, esto es "nuestra" rumorología y sería interesante saber a ciencia cierta estos datos para poder extendernos más allá. La visión de nuestro voluntariado, nuestras vivencias, y por lo tanto todo lo que os he estado contando, ha correspondido a una época en la que el colegio ha estado cerrado por el "break" de invierno que todo Kenia realiza en sus escuelas. Es por esto que hemos podido vivir en el orfanato y la intensidad del conjunto de vivencias ha quedado quizá de alguna manera distorsionadas debido precisamente a que no es la realidad diaria de los críos, que van a la escuela y no están todo el día en el orfanato como ha sido en nuestra estancia. De hecho, pude vivir el último día de nuestro voluntariado, el primer día de colegio y nos levantamos a las 5.30h para acompañar a todos nuestros críos del orfanato a la escuela. Antes, prepararon sus mochilas nuevas, sus zapatos limpios y su uniforme de colegio, la noche antes incluso les pusieron algo de pollo en la cena y por la mañana nos sorprendió ver huevos duros para todos... Así pues, las cosas estaban cambiando. En realidad los críos están deseando ir a clase: compartir la infancia con tu clase siempre ha sido divertido y dejar de lado las actividades propias de la granja para estudiar y jugar, les compensa. Además de ya poder vislumbrar algunos cambios en nuestro último día de voluntariado, bien es cierto que no todos nos hemos ido y las últimas noticias que nos llegan desde Molo es que los niños están mucho mejor desde que la escuela abre, que están encantados de ir a clase, que las comidas han cambiado mínimamente e incluso que las cuidadoras tienen un aire diferente. Supongo que las energías deben haber cambiado cuando todo se ha puesto "en su lugar". Al final, qué puede uno decir de Chazón, o más bien, que puedo decir yo de Chazón. Desde mi punto de vista, y pese a todo lo que os haya poder transmitido en primera persona, Chazón realiza una función importante, aunque Lucy y Samuel y su negocio escondido sea a mi parecer muy poco transparente. En realidad bien mirado, y en un país donde la corrupción es el pan nuestro de cada día, qué se puede esperar, como si en España estuviéramos libres de pecado... Chazón no es más que el reflejo de la gestión de un trabajo que, probablemente, si hubiera una buena ONG, organización del flujo económico, control de los proyectos, etc. podría tener un calado mucho mayor, una funcionalidad mejor, una planificación más exhaustiva y sobretodo lograr una mayor confianza de los voluntarios que acudimos. Está bien hacer un voluntariado, pero ir a abrazar negritos para subirlos a Instagram, no es mi estilo. Si no hay una crítica constructiva detrás, donde se pueda señalar con un dedo y decir: esto hay que mejorarlo, por mucha buena voluntad que tengamos nada cambiará. Y Kenia, no ya solo Chazón, tiene mucho a mejorar y todas las opciones a hacerlo. Aún así, y aunque haya rajado todo lo posible, desde aquí y ahora, con otra perspectiva diferente, con un ánimo más calmado y con las nuevas noticias que nos llegan, sí es de agradecer la existencia de Chazón y sería bueno que continúen con su labor, que los voluntarios nos implicáramos más en el proyecto y llegáramos más profundo porque tenemos la capacidad de mejorar por poco tiempo que estemos allí. A quienes decidan ir a Chazón, les pediría que no caigan en la trampa del voluntariado fácil de juegos banales de 10h a 13h y que exijan, lo que crean pero que exijan. No podemos permitir la dejadez ni la pasividad que pueda suponer pensar que no podemos cambiar nada y que para las semanitas que vamos, jugar con los niños es suficiente para su futuro. Es cuestión de hacer entender que no somos "visitors" y que como parte del proyecto (en cuanto pagas, tienes derecho al pataleo) lo que opinemos, lo que mejoremos y lo que podamos cambiar para bien, está en nuestra mano hacerlo.

Por otra parte comentaros que los últimos días los aprovechamos para ver otras partes de Kenia. Fuimos a la costa y los contrastes siguen: Bajo Mombasa está Diani Beach, una playa paradisíaca rodeada de resorts increíbles. Más dinero de extranjeros expoliando al pais. Subimos a Malindi, también preciosa playa y para acabar, tres días en Lamu. Lamu es una comunidad al norte, donde hay una isla llamada Manda. Como no estaba recomendado por seguridad ir en transporte terrestre, fuimos en vuelo interno desde Malindi a Manda y de ahi a Lamu. Otro paraíso, otro choque cultural. Lamu es una preciosidad musulmana en su mayoría, donde convive una mezcla de africano negro con africano árabe, con mucha diferencia física y también culturales. En Lamu están establecidas dos ONGs Españolas y fuimos a visitarlas. Una es ANIDAN y otra Afrikable. Afrikable es producto de 2 emprendedoras, extrabajadoras de OXFAM que han montado con su esfuerzo una ONG que proporciona trabajo a las mujeres de la isla (bisuteria, zapatos, ropa, etc) y también tienen una guardería para ocuparse de los hijos de estas mujeres. Todo su trabajo se vende a través de comercio justo y por Internet. http://www.afrikable.org/ otra es ANIDAN, y esta merece una mención especial. Anidan nos dejó alucinados: un orfanato con más de 200 plazas, clases para repaso y refuerzo, sala de primaria, comedor enorme, zona de creación artística... etc. Más de 80 personas trabajado en el complejo, que como colofón tiene un HOSPITAL PEDIÁTRICO gratuito para toda la población. Todo esto montado, subvencionado, gestionado y apoyado desde España, Italia, etc... con trabajadores Keniatas y supervisados por una pareja Española con la que tuvimos el placer de coincidir y nos mostraran todas las instalaciones y nos dejaran con la boca abierta. http://www.anidan.org/ Así sí, así da gusto y una vez tuvimos el placer de ver ambas organizaciones, nos dio cierto subidón a nivel de que sí se puede hacer cosas, sí hay voluntad de mejora, de cambio y ayuda social y que no está todo perdido.

Creo que con esto me auto-doy la bienvenida de nuevo a esta realidad en la que nos ha tocado por azar vivir, en esta sociedad que juega la liga en primera división y que ve al resto del mundo desde una perspectiva equivocada, y más al áfrica negra. Me he llevado una impresión muy positiva del país, muy pero muy diferente a la imagen mental que me había creado debido a los medios y a la realmente poca información verídica que haya podido recibir de Kenia previo al viaje. Así que insto, invito y animo a los que me hayáis seguido, a los que lo haréis en diferido (porque este blog seguirá activo para compartir mi experiencia con aquellos que lleguen a el a través del tiempo, buscadores, links o casualidad, y mientras Google quiera) a visitar Kenia, la opción del voluntariado es buena, pero no os perdáis la oportunidad de moveros por dentro, ¡sin miedo! que no he sentido nunca ni peligro a robos ni ganas de estafarme ni por asomo peligro físico de ningún tipo... es un país que permite un viaje económico, muy interesante y de verdad, sorprendente.

Gracias por haber estado ahí.
Andrés.








lunes, 29 de agosto de 2016

Masai Mara

Vuelto hemos hoy de la excursión al Masai Mara que los voluntarios/visitantes solemos realizar sin mirar muchas opciones. Primero os cuento como se organiza, segundo os cuento mi impresión sobre ella. Pues resulta que Lucy tiene un amigo, Peter. Este tiene en Nakuru una empresa internacional de safaris y viajes. Este tal Peter, para que os hagáis una idea, le hemos bautizado el Gil y Gil de Nakuru. Es un tiparraco ancho, de los que hambre no pasan, con un cochazo de un porrón de euros, con un traje gris plateado y una pinta de mafioso que alucinas. Pues vino Peter el lunes pasado al orfanato, sin que nadie de nosotros dijera nada a Lucy ni a nadie que queríamos hacer la excursión al Masai Mara. Se presentó a media visita y nos llevó hasta el orfanato, donde con un datáfono, nos cobró 320€ por un safari que consiste en ida y vuelta de puerta a puerta, viernes 8h de camino, todo incluido menos bebida, y 3 días  entrada a la reserva natural Masai Mara: viernes tarde, sábado todo el día y domingo amanecer. Así contado no pinta mal, pero en realidad estoy seguro que se puede encontrar un precio mucho mejor. A saber qué chanchullos mueve la jefa y qué comisión por 'blanco fácil' se lleva. Al final, el camping donde hemos estado tampoco es un lujo superior pero el safari, por los animales que hemos podido ver, nos ha valido la pena. Tendreis que esperar que procese las fotos de la cámara para apreciar la majestuosidad de los animales retratados.

Robin Hood

Cual Robín de los bosques me sentí cuando, tras una de las "visitas" a las que Chazon nos invita a participar, decidí por cuenta propia llenar una maleta de material escolar y algo de ropa y no entregarlo a la familia 'elegida'. Me chirría tanto la organización que no confío ni siquiera en por qué eligen ciertas familias. Así que viendo lo que veo por la calle, nada más salir de la familia 'elegida', saqué mi maleta llena de cosas y en poco más de 2 minutos estaba todo repartido. Es como sentirse Papá Noel, que te rodeen un porrón de críos y con una sonrisa darles el material que con tanto esfuerzo (y peso) he traído con el único objetivo de que alguien lo aproveche y disfrute. Mi sensación en el orfanato es que como vamos tantos 'musungus' y los colmamos de cosas, el aprecio que le hacen al material es entre cero y menos mil. Vamos, que en 30 minutos, lleves lo que lleves está destrozado. Y eso en realidad me da que pensar si es bueno o contraproducente que no haya una gestión del material, que no haya una concienciación a esos chavales de que eso tiene un valor didáctico y que si lo rompen, no podrán tener más. Es bastante indignante el asunto del trato a los juguetes y juegos que les traemos. Desesperante que no dure NADA más de tres días, a lo sumo. Lo curioso es que, como los críos en España, se pirran por la tecnología. Déjales la cámara o el móvil y estas perdido: 'ándrrres, put a game for me', se ha convertido en una frase maldita. Y yo, que no soy muy jugón, lo único que puedo ofrecerles es el dinosaurio del Google Chrome cuando no hay conexión. Y con eso, pueden pasarse horas todos organizados y juntos. Ahí pienso en el 'quizá' valor pedagógico de cierta tecnología y ciertos juegos. Es verdad que atrae y con algo de orientación, la tecnología podría aportarles conocimientos que ahora carecen. Pero lo primero debería ser lo primero: las cosas tienen valor. Y no hay nadie que se encargue de ello, porque como dije, Purity & Maria (las cuidadoras) sólo se preocupan de que los casi 1200 huevos diarios (a 3€ los 36 huevos) estén limpios y preparados para su venta. Y eso, los niños si lo tienen claro. (O les cae una bronca de tres pares de narices.)

The final countdown.

Empezamos a oler el final del voluntariado. Muchos de nuestros compañeros voluntarios ya se fueron y otros marchan entre hoy y mañana, y aunque  se nos han sumado tres chicas nuevas, se quedan solas a partir del lunes. Este fin de semana, saldremos de safari al Masai Mara: al fin mis muchos años de documentales de la2 hechos realidad. Ayer, en una de esas excursiones improvisadas, los nenes nos llevaron a un lugar mágico. Aquí en Kenia en la colonización británica se volvieron locos haciendo ferrocarriles a diestro y siniestro con el seguro objetivo de expoliar rápido todo lo que pudieran que tuviera valor, desde el interior a la costa y así embarcarlo hacia su imperio. Pues bien, sin quererlo los nenes nos dijeron "vamos a las vías"! Y caminando caminando nos llevaron a un antiguo y bien conservado puente ferroviario, un fósil del colonialismo y un paraje espectacular para hacer fotos. Colgaré mis fotos "especiales" al finalizar el viaje. Así que todavía tenéis que esperar un poquito. La noche la hemos pasado en el orfanato, por esto de ser nuestras últimas noches aquí y el grupito que habíamos hecho tan guay se va diluyendo. Hay cosas que me siguen espinando y me iré de aquí con ese mal sabor: esta mañana queríamos hacerles a los críos unos huevos duros a media mañana. Pensad que los 23 nenes de 5 a 14 años se levantan a las 6, trabajan todos en el orfanato/granja y a las 8 les dan poodrich (una especie de harina mezclada con agua, algo así como nuestros cereales) y algunas veces algo de chapati (otra especie de crêpe, algo más gorda y grasienta), después siguen trabajando y si nadie dice nada, están hasta la hora de comer sin nada más. Pues bien, nosotros solemos comprarle almuerzo y merienda, y la vergüenza es que estos críos se deslomen en la granja del orfanato para que, para colmo, no vean ni la leche ni los huevos en su dieta, y encima nos cobran 3€ por una bandeja ¡de los propios huevos de la granja! Totalmente indignante. Aún así, por nuestra buena voluntad, acabamos dando donde no debiéramos... pero bueno, ya os escribiré mis impresiones sobre todo esto la semana que viene, una vez finalice el voluntariado. De momento y poniendo de nuestra parte, hemos puesto unas estanterías en una habitacioncilla "muerta" q tienen ahí, les montamos también unos colgadores para chaquetas y demás y seguimos positivizando nuestra estancia y aportando nuestro granito de arena, pese a quien le pese. Porque las dos cuidadoras, Purity & Maria son de una calaña desquiciante y parece que somos el enemigo. El trato a los críos nos parece denigrante y hemos tenido más de un rebote con ellas. Si estás dos personajas sintieran más amor por esos críos y no les trataran como lo hacen, el orfanato sería algo más acogedor y no una granja con mano de obra infantil gratuita. He dicho. (Mierda, que quería contaros mis impresiones la semana que viene...ups!)


miércoles, 24 de agosto de 2016

¡Vamos de excursión!

Pues tras el día exitoso de ayer y otra mañana de 'visita' que ya os conté en qué consistía, y como gran parte de los voluntarios también se van esta semana, queríamos hacerles algo especial a los críos (y también disfrutar estos pocos días de unión de voluntarios que nos quedan) y sacarlos de excursión. Hemos aprovechado la disyuntiva para llevarlos a nuestro restaurante de confianza. Nos ha costado encontrar un Matatu privado porque se ha puesto a llover. Llevábamos unos cuantos días de tregua en este invierno Keniata de frío y lluvia, pero parece que se acabó. Así pues nos pusimos manos a la obra y pudimos enviar un Matatu privado a recoger a 8 personas y 22 personillas y todos acinados en furgo de 14 para llegar al restaurante sin mojarse demasiado. En 'nuestro' restaurante favorito, Soni's, habíamos pedido que nos hicieran beef + chips (carne con patatas) para todos, y así hemos disfrutado el día diferente. El simple hecho de salir del orfanato, comer diferente y beber Fanta, les ha vuelto a poner una sonrisa en la boca de esas que a uno le hacen sentir agusto en esta aventura. Mañana, a ver con qué nos sorprenden.

lunes, 22 de agosto de 2016

Visit us! (Leido: visitas)

Los fines de semana los voluntarios los tenemos "libres". Esto es, buscamos cosas que hacer por el país que también uno quiere vivir más experiencias y no perderse la fauna y flora local. Así que este fin de semana nos fuimos a la reserva natural Hell's Gate, a un camping que era un reducto de calma y paz... y precios europeos. Tras 3h de matatu, llegamos al camping. La noche nos costó 11€ poniendo ellos la tienda. Y seguidamente sobre las 12.30h alquilamos unas bicis (8€) y nos dirigimos al parque. Está a unos 20min en bici desde el camping y el camino hasta la entrada no es demasiado agradable. La entrada está custodiada por decenas de monos babuinos y una vez pagados los 32,5€ de entrada 'musungu' el camino es llevadero, y aparecen a tu lado cebras, antílopes, pumbas, y unos paisajes de pelicula. Al final del camino hay un merendero donde, si osas sacar comida, serás visitado/a por unos monos con ganas de quitártela. Allí empieza un camino a pie, que te conduce por estrechos de un río hasta la habitación del diablo. Durante la excursión nos encontramos con un grupo de españoles, jovenzuelos ellos y residentes en Nairobi y que andaban haciendo unos unas cosas, otros otras (prácticas en empresas, voluntariados, etc) y todos en común tenían la ONG Más por ellos (visiten y vean que la gestión parece sería). Nos pusimos al día sobre nuestra visión de la situación de nuestro orfanato y ellos nos comentaron como trabaja su ONG. Tan diferente... La gestión de sus proyectos las hacen desde España y traen como a un "responsable" de proyecto, y se traza un estudio de mercado, una gestión financiera y unas directrices básicas que un local tendrá que llevar a cabo. En nuestro caso: le das dinero a Lucy & Samuel y ... confía en que algo les llegará a algún necesitado. Como dijo uno de los chicos: al final prefieres dar dinero o ayudar a un orfanato 'corrupto' a que no exista ese orfanato. Es triste pero es algo cultural que costará cambiar... años. Pero a lo que íbamos, volvimos por el mismo camino en bici y por la tarde nos esperaban los búfalos. No tuvimos suerte de ver jirafas, pero estuvo estupenda la excursión. A la noche, algo que deseábamos: tocaba cenar hamburguesa y pizza, muy buenas por cierto, antes de hacer una hoguerita donde nos pusimos en círculo a charlar hasta altas horas. El domingo volvimos a quedar con el sector "españoles en Nairobi" para hacer una vueltecita en barquichuela por el lago Naivasha, donde pudimos ver Hipopótamos. A la tarde, vuelta en Matatu infernal y hoy hemos hecho la primera 'visita'. Y tú te estás preguntando ¿y que es eso de visita? Pues yo te lo cuento, no te preocupes: las visitas son parte del voluntariado. Desde Chazon organizan con varios voluntarios (3 ó 4) una visita a una familia del pueblo. Estas familias están en condiciones difíciles, desestructuradas, abuelas a cargo de un porrón de críos. Uno de los problemas en Kenia es ese: padres que mueren de sida o las revueltas políticas y dejan a cargo de la abuela a los hijos. Las abuelas quedan desbordadas de críos y cuando mueren la situación empeora. Así que nos organizan para visitar a alguna familia y de paso nosotros les llevamos algo de comer y ropa que donamos. En realidad es una especie de feria: rompes la intimidad y entramos los 'musungus' a regalarles cosas porque si. Esto con un banco de comida y ropa, gestionado de manera correcta se podría hacer mejor. Al fin y al cabo, no se si acaba siendo contraproducente esta manera de actuar. Así siempre verán al blanco como el 'papa noel' que les viene algún día de verano a entregar su caridad. De todas formas, espero que el pequeño granito de arena que dejamos por aquí les sea de utilidad real.